30 de noviembre de 2014

Los viajes de la Escolania (III): Una Escolanía de Exposición Universal


Cuando rememoras la historia reciente de España te vienen a la mente dos acontecimientos que significaron un punto de inflexión para el país y que marcaron un antes y un después. Nos estamos refiriendo a los dos acontecimientos mundiales que tuvieron lugar en España en el año 1992, las Olimpiadas de Barcelona y la Expo de Sevilla.

Es por ello que nos sentimos orgulloso cuando decimos que la Escolanía de Guriezo participó en uno de estos acontecimientos y puso su granito de arena con la actuación que realizó en la Exposición Mundial de Sevilla en agosto del 92.

En esta entrada repasaremos este viaje en el que, además de la actuación en tan importante evento, se aprovechó la ocasión para visitar la ciudad de Sevilla, cantar en su catedral o visitar la Mezquita de Córdoba.


Paisaje de Écija. Dibujo realizado por J. R. Rioz
En esta aventura participaron más de 40 niños (prácticamente la totalidad de la Escolanía), así como 6 adultos (Fito, Marisol, Mª Antonia, Maite, José Ramón y Raquel). El viaje a Sevilla se realizó en autobús como era de costumbre, saliendo de Guriezo el día 10 de agosto a las 7:30 de la mañana.   Este día fue duro ya que se invirtió la totalidad del día en viajar hasta la capital andaluza y hay que tener en cuenta que entonces no había tantas autopistas como hoy en día. Comimos cerca de Aranjuez y cenamos en un restaurante en Écija y de ello da bien cuenta los innumerables y bellos dibujos que realizó nuestro director José Ramón durante el viaje y que a día de hoy nos sirven para reconstruir el viaje paso a paso.

Llegamos ya al anochecer a nuestro destino, la residencia Lantana en el pueblo de Pilas muy próximo a Sevilla, y rápidamente fuimos a dormir ya que al día siguiente también nos esperaba un día duro.

La Escolanía de Guriezo ante la patrona de Sevilla
Tras un reparador descanso y un fuerte desayuno en la residencia nos encaminamos a Sevilla más concretamente a su Catedral ya que cantábamos la Misa Mayor que celebraba el recién nombrado obispo de Cantabria, José Vilaplana. El acto religioso se celebró en la iglesia adjunta a la catedral llamada Iglesia del Sagrario ante la talla de patrona de Sevilla, la Virgen de los Reyes. Al oficio religioso asistieron muchas autoridades y personajes cántabros ya que era el "Día del Jándalo" (los jándalos eran cántabros que habían emigrado a Andalucía adaptando las costumbres de esta tierra) y víspera del "Día de Honor de Cantabria" en la Expo. Entre las autoridades que asistieron se encontraba el Presidente de la Comunidad, Juan Hormaechea. 

No se nos olvidará jamás que, tras el oficio y las fotos oficiales pertinentes, se nos acercó una señora sevillana para felicitarnos por la actuación y que la definió como:
Eto e lo mehó que se ha vito en Andalusía en to´a la hitoria

A la tarde fuimos ya a ver la esperada Exposición Universal. Con un sol abrasador encima, algo común en Sevilla en agosto, visitamos muchos pabellones tanto nacionales como internacionales y quedamos impresionados por la magnitud y belleza del lugar. Llegamos incluso a montarnos en el monorraíl que te enseñaba todo el recinto de la Expo y que, todavía nos acordamos, constaba 300 "pelas".

Plano general de la Expo

Mientras visitábamos los diferentes pabellones siempre llevábamos con nosotros un mástil con la bandera de Cantabria y otro con el pendón de la Escolanía que también nos acompañaron en los actos que ofrecimos en la Expo.

Ese mismo día 11 en el que visitábamos la Expo se encontraba también allí el actual Rey, que cuando aquello era un joven príncipe Felipe. Tuvimos la oportunidad de verle en varias ocasiones mientras recorría la Expo e incluso de estrecharle la mano entre la multitud que se agrupaba en torno a él..

Parte de los integrantes de la Escolanía en la Residencia Lantana
Para finalizar el día acudimos al pabellón de Cantabria donde asistimos a una conferencia de Jesús Aguirre, Duque consorte de Alba, que poseía fuertes raíces cántabras. En dicho acto se entregaron los "Jándalos distinguidos" a diferentes personalidades entre las que destacan el padre de Felipe González y la madre de Rojas-Marcos, alcalde por entonces de Sevilla. También se entregaron dos galardones a titulo póstumo: uno al articulista del ABC Antonio González y González Nicolás y otro a Trifón Gómez Ortiz fundador de "La Flor de Toranzo" establecimiento insigne en Sevilla. Antes de ir a ver el espectáculo de luces y agua que iba a tener lugar esa misma noche, el coro, en una improvisada actuación, cantó varias obras en la escalinata de entrada al edificio del pabellón de Cantabria. Finalizado el espectáculo nos retiramos a nuestra residencia en Pilas tras un agotador día.

El día 12 era el gran día. Era el Día de Honor de Cantabria en la Expo y este día actuaba la Escolanía ante miles de personas en el palenque de la Expo. Por desgracia el día quedo muy deslucido tras la suspensión de los actos debido a las malas relaciones que existían entre el Presidente de Cantabria, Juan Hormaechea, y el Gobierno central. 

Los actos empezaron a las 10 de la mañana con una muestra folclórica montañesa que recorría las calles de la Expo. Una hora después dio comienzo la ceremonia de Honor en la que participábamos junto con la Coral Virgen del Camino de Molledo, la coral Columba de Piélagos y los grupos de Danzas de Ruiloba y de Nuestra Señora de Covadonga. Las actuaciones se desarrollaban en "El Palenque" que era el lugar central de la Expo en el que se realizaban los grandes acontecimientos de la Exposición Universal. 

La ceremonia comenzó como se esperaba pero antes de la actuación de la Escolanía se anunció por megafonía la suspensión de los actos del Día de Cantabria, aunque se seguiría con las actuaciones de los grupos. Como era de esperar la pitada del público fue descomunal. La suspensión de los actos fue debida a la presencia de una persona del Gobierno central (la ministra de Asuntos Sociales, Matilde Fernández). Juan Hormaechea, que mantenía una mala relación con el Gobierno, había solicitado días antes que ningún representante del Ejecutivo estuviese en los actos oficiales.

Por suerte los actos de los coros pudieron continuar y tras las actuaciones de una panderetera, un rabelista, de un grupo de danza y varios coros salió a actuar la Escolanía de Guriezo. Solo pudimos cantar dos canciones, "Eres alta y delgada " y "A la orilluca del río", ya que tras ellas se suspendieron definitivamente los actos. La única representación de la región en el Palenque fue la del consejero de Cultura, Dionisio García Cortázar. En presencia de periodistas, Hormaechea reprendió a García Cortázar por continuar en el auditorio, ya que, en su opinión, desvirtuaba el gesto de desaire. Hormaechea dijo a éste: "Los grupos me importan un pimiento, lo importante es la población".

En el pabellón de Cantabria sí se realizaron los actos previstos. Se izó la bandera cántabra y se interpretó el himno de Cantabria y el Presidente de Cantabria realizó el discurso de bienvenida. Esta vez sí pudimos cantar y cantamos junto a la Coral Virgen del Camino de Molledo y la coral Columba de Piélagos el himno de Cantabria. Os dejamos a continuación el vídeo de la actuación.




La Cartuja de Sevilla. Dibujo realizado por J. R. Rioz
Ante la  invitación del presidente de Cantabria para comer y el rechazo reiterado por parte de la Escolanía, una integrante de la Escolanía le cantó las cuarenta a Hormaechea por la actitud mostrada y por el lugar al que dejaba a Cantabria...

Ya con los ánimos más calmados el resto del día lo dedicamos a conocer los innumerables pabellones que todavía no habíamos visitado así como la Cartuja de Sevilla que se encontraba dentro del recinto de la Expo. 

También durante este viaje hubo algún que otro lloro porque como es lógico los niños echaban de menos a sus familia, sobretodo a sus abuelas. Para algunos niños aquella vez fue la primera que estaban fuera de casa tanto tiempo. Hay que hacerse a la idea que si bien había niños en plena adolescencia había otros que tan solo tenían 9 años.

Torre del Oro. Dibujo realizado por J. R. Rioz
Al día siguiente, dia 13, lo dedicamos a visitar la capital hispalense. Visitamos la Catedral de Sevilla, en la que anteriormente habíamos cantado, vistamos la Giralda, la Torre del Oro y la maravillosa plaza de España. Este día también se aprovechó para hacer una visita al ya mencionado Trifón Gómez, dueño fundador de "La Flor de Toranzo". Todo cántabro está obligado a pasar por este establecimiento en su estancia en Sevilla. Nos recibieron con los brazos abiertos como es costumbre y cantamos de forma improvisadas unas cuantas canciones: "A la orilluca del río", "Ven a la romería"....

Con esto se dio por finalizada nuestra estancia en Sevilla. Al día siguiente, viernes 14, emprendimos camino hacia nuestra querida tierra. A la vuelta del viaje se aprovechó para realizar alguna visita cultural parando en Córdoba para visitar la inigualable Mezquita de Córdoba.


Este viaje a la Expo fue una gran experiencia para el coro. Ójala podamos repetir algún día algo así. Por cierto, este año que viene se celebra en Milan una nueva edición de la Exposición Universal, Milan 2015...


Esperemos que os haya gustado esta entrada que rememora tan buenos momentos. Como de costumbre en el Facebook del coro podréis encontrar todas las fotos, publicaciones, carteles, etcétera, relacionados con este año. En diciembre no habrá una nueva entrada de "Nuestros 25 años" ya que este mes es siempre muy movido por conciertos, fiestas y demás celebraciones. Por lo tanto tendremos que esperar hasta enero para recordar ese año de transición que fue 1993.

Puerta de los Deanes. Mezquita de Córdoba.
Dibujo realizado por J. R. Rioz 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...