18 de mayo de 2015

Nuestros 25 años (XII): 1993, haciendo camino

Actuación en la Feria del Libro en Santander
Sí, lo sabemos. Todos estaréis pensando ¡ya era hora! ¡por fin una nueva entrada de "Nuestros 25 años"! Sabemos que esta serie es una de las más demandadas por todos nuestros seguidores pero también es una de las más costosas de escribir, es por ello que se publican tan pocas. Pero bueno vamos al grano, vamos a sumergirnos en el 93.

1993 fue un año tranquilo si lo comparamos con el número de las actuaciones que se llevaron a cabo en años anteriores. Durante este año se llevaron acabo una veintena de conciertos frente a los más de 40 que se ofrecían otros años. En el verano se realizó un interesante viaje a lo largo del Camino de Santiago con paradas en León, Melide, Oviedo y Santiago de Compostela. La razón del viaje no era otra que la conmemoración del año jacobeo, pero esto es harina de otro costal y lo abarcaremos en una próxima entrada dentro del ciclo "Los viajes de la Escolanía".


Las actuaciones durante este año comenzaron pronto ya que nada más empezar el año, el día 2 de enero, cantó en Guriezo junto a la Escolanía la coral Ataxpe de Sopuerta. Este concierto fue fruto del intercambio coral que habíamos iniciado justo un año antes yendo a cantar la Escolanía a Sopuerta.

Al de unos días acudimos a Santander al Palacio de Festivales para realizar una actividad un poco inusual. Esta vez no íbamos a estar en el escenario si no que íbamos a disfrutar de un concierto desde la perspectiva del público. El concierto bien merecía la pena ya que era del famoso coro de los Niños Cantores de Viena. Durante el viaje a Austria en el 91 nos quedamos con las ganas de conocer a este coro ya que justo cuando nos encontramos en la ciudad los niños estaban de vacaciones y no los pudimos conocer pero esa espinita nos la quitamos en este concierto.

A lo largo de este año fueron numerosos los conciertos que la Escolanía ofreció en Santander. El primero del año se debió a la celebración de la IX Feria del Libro (primera imagen) la cual la Escolanía clausuró estrenando la obra Santa María de Juanjo Mier junto al pianista Miguel Sierra. Esta obra fue un aperitivo del estreno absoluto que se realizó a finales de diciembre de las obras de Juanjo Mier en el Palacio de Festivales, en el que eramos ya unos habituales. Este mismo mes también actuamos en Santander en la Obra Social Caja Cantabria y en los Padres Capuchinos.

En el 93 acudió a Cantabria el coro de la catedral de Friburgo gracias a nuestro director José Ramón y tuvo el honor la Escolanía de Guriezo de ser los anfitriones de su viaje. El coro acudió en junio a Cantabria quedando alojado en Guriezo entre el colegio de las Hermanas del Huerto y las casas de los coralistas de la Escolanía. El coro juvenil femenino de la Catedral de Friburgo (Mädchenkantorei) dirigido por Raimund Hug era un prestigioso coro que había ganado numerosos premios en certámenes internacionales siendo el más destacado el primer premio en la categoría de Coral Gregoriana en el concurso internacional de Arezzo (Italia).

El concierto se celebró el sábado 5 de junio en San Vicente de la Maza cantando la Escolanía junto al coro alemán la misa de sábado para después ofrecer un concierto en conjunto. Al finalizar el concierto lo celebramos con un aperitivo en los bajos del ayuntamiento.

Para recordar tales buenos momentos vamos a dejar un pequeño vídeo de este concierto. Se trata de la interpretación por los dos coros de la pieza "Santa María" compuesta por Juanjo Mier y que había sido estrenada en Santander por la Escolanía de Guriezo 2 meses antes.





Durante este año participamos también en el II Memorial Paloma Palazuelos en Molledo-Portolín. Este memorial era en honor a la niña de dicho pueblo que había fallecido recientemente por una leucemia. El memorial comenzaba a las 10 de la mañana y finalizaba casi a las 10 de la noche pasando por el escenario innumerables coros de Cantabria (Voces de la Paz, Coral de Salcedo, Coral Los Corrales de Buelna, Escolanía de Guriezo, Coral Salve, Amigos del Mar...). El acto finalizaba con el Himno de Cantabria cantado por todos los coros siendo este año dirigidos por nuestro director José Ramón Rioz.

Entre otras actuaciones en junio de ese año ofrecimos un concierto en Cacicedo celebrado en el colegio público "Mateo Escagedo" patrocinado por la Obra Social Caja Cantabria. También cabe destacar la participación de la Escolanía en el ciclo coral de Monte en Santander junto a la coral de Cueto, la coral Tierra Verde, Amigos del Mar y el coro de Monte.

Como era ya costumbre y para que el 93 no fuese una excepción se realizó un viaje importante fuera de Cantabria. Este año recorrimos el Camino de Santiago desde Guriezo a Santiago de Compostela ofreciendo conciertos en sitios tan insignes como León, Melide, Oviedo y en la meta del camino, Santiago de Compostela. Pero la excepción del 93 es que también se realizaron pequeñas escapadas fuera de Cantabria para dar conciertos únicos. Este fue el caso de la escapada en septiembre a Oviedo en la que acudimos a celebrar el día de Cantabria en uno de los mejoress restaurante de Oviedo, Casa Fermin. Este restaurante ejercía como Casa de Cantabria en Oviedo ya que siendo el propietario de Liendo no se le escapaba ninguna fiesta cántabra.

Otra escapada que realizamos este año fue en noviembre a Balmaseda. La razón para el viaje no fue otra que la celebración del día de la patrona de la música, Santa Cecilia, con la coral balmasedana Kolitza.

Finalizando el año el nuevo obispo José Vilaplana, que apenas llevaba un año en la diócesis de Santander, acudió a Guriezo para reinaugurar la iglesia de S. Vicente de la Maza tras las obras en el tejado que había realizado el párroco d. Macario. La Escolanía ya conocía al nuevo obispo ya que había coincidido con él en Sevilla durante la Expo cantando la misa en la Catedral de Sevilla que inauguraba el día del Jándalo. El obispo siempre apreció al coro y durante sus más de 10 años en el obispado de Santander contó con nosotros en diferentes actos en la Catedral.

Escolanía de Guriezo, directiva del coro, alcalde de Guriezo (Felipe Garma)
y el párroco (d. Macario) junto al obispo Vilaplana.
Pero a lo largo de la vida de la Escolanía la relación con el clero no siempre ha sido buena. Son contadas las ocasiones pero existentes los choques con sacerdotes (todos ellos de la vieja escuela) que imponían un determinado canto prohibiéndonos otros. El caso más señalado era el del anterior sacerdote a d. Macario, d. José Antonio, que marcaba un estricto control al coro llegando alguna vez a prohibir la entrada a la iglesia de los niños. D. José Antonio controlaba en todo momento lo que se cantaba; si eran compositores de obras sacras lo permitía pero si eran compositores de obras profanas estaban totalmente vetados en la Iglesia. Una anécdota de esta época es que para saltarse esa censura había que inventarse nombres de compositores y ocultar lo máximo posible las obras no sacras. Así un día cuando le llevaron a d. José Antonio el programa para que diese el visto bueno, se encontró este con un extraño compositor llamado Oinotan Esoj al que dijo que le sonaba de algo. ¡Nunca dijo una verdad mayor! No era otra cosa que su propio nombre dado la vuelta.


Hasta aquí esta entrada sobre el año 93. Como es costumbre ya en el Facebook del coro podéis encontrar ya toda la información que por falta de espacio no la hemos podido poner por aquí (fotos, recortes de periódico, carteles, etcétera). Esperamos que os haya gustado y a los antiguos coralistas les haya hecho recordar los buenos momentos vividos en la Escolania. Queda pendiente para el próximo mes la entrada en la que narraremos el viaje a lo largo del Camino de Santiago que tuvo lugar en el verano de este año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...