16 de mayo de 2016

Federico García Lorca (II)

Federico García Lorca
Empezamos, en el pasado mes de abril, una nueva serie sobre el poeta-músico Federico García Lorca que hemos inaugurado con motivo del 80 aniversario del asesinato del artista que se cumplirá el próximo 18 de agosto.

Durante la historia del coro han sido varios las obras que hemos cantado de Lorca así que iremos rescatándolas y publicándolas mes a mes. Si pincháis AQUÍ podéis acceder a la anterior entrega en la que hacíamos referencia a la biografía del artista y presentábamos una primera obra, Las tres hojas.

En esta segunda entrega vamos rememorar otra obra, Los cuatro muleros, que, al igual que la anterior, también pertenece a la gira por Andalucía, Extremadura y Portugal que realizamos en el verano del 98. Además haremos una visión general del trabajo que publicó Lorca junto a la artista conocida como La Argentinita de canciones populares antiguas a las que pertenecen todas estas obras.

(Escrito de Pedro Vaquero)

Las canciones populares antiguas

Procedentes de los distintos cancioneros que conocía o recogidas por él mismo. García Lorca había armonizado para piano varias canciones populares españolas, que interpretaba en muy diversas ocasiones. Diez de estas canciones fueron grabadas para la firma La Voz de su Amo y editadas en discos gramofónicos. El propio García Lorca interpretó el piano en este registro, acompañando a La Argentinita, que cantó y tocó los palillos. El acompañamiento instrumental se reduce al piano y los palillos, más algún taconeo, excepto en Anda jaleo, que hay acompañamiento de orquesta. Esta grabación, de la que no quedó más soporte que los propios discos, por estar realizada antes de la era del magnetófono, es el documento sonoro más personal que se ha conservado del genial poeta granadino.

Los discos de gramófono de un diámetro de 25 cm. y de 78 revoluciones por minuto, contenían un tema por cada cara, y salieron cinco, lo que totalizaba diez canciones: Zorongo gitano, Los cuatro muleros, Anda jaleo, En el Café de Chinitas, Las tres hojas, Los mozos de Monleón, Romance de los Pelegrinitos, Nana de Sevilla, Sevillanas del siglo XVIII y las morillas de Jaen. 

Los discos se pusieron a la venta a lo largo del año 1931 y tuvieron una gran aceptación. Las canciones, todas de origen tradicional, alcanzaron con esta versión una popularidad extraordinaria. A partir de este momento, La Argentinita las convirtió en piezas fundamentes de su repertorio y las difundió no sólo por los escenarios españoles, sino también por los de Europa y América. García Lorca también las incluyó en sus montajes teatrales y las interpretó en privado y en público, tanto solo como acompañando a La Argentinita o a otras cantantes. 

Federico García Lorca ponderó muy positivamente en varias ocasiones las posibilidades del gramófono para registrar la música popular, pero apenas sabemos nada sobre las circunstancias en que realizó esta grabación. Únicamente gracias a las referencias de Pilar López, podemos decir que las canciones se ensayaron para la grabación en la casa de su hermana Encarnación, en General Arrando. También sabemos que Federico quedó muy satisfecho del resultado; en carta dirigida a La Argentinita, calificó los discos de “estupendos”. 

Las versiones que contienen de estas canciones no sólo son las que podemos considerar genuinas de estos dos artistas únicos, sino también las que se popularizaron hasta convertirse en piezas claves del cancionero popular español de la República y de la Guerra Civil. Sobre todo en el bando republicano, fueron muy utilizadas algunas de las melodías, como las de Anda jaleo y Los cuatro muleros, pero con textos alusivos a la contienda. 

En la postguerra, proscrita toda la obra de Federico García Lorca, estos discos desaparecieron prácticamente de la circulación. Los vencedores iban a demostrar que con el asesinato de Víznar, uno de los más significativos y brutales atentados que se hayan cometido contra la libertad personal y de creación artística se buscaba algo más que la desaparición física del poeta; también se perseguía la aniquilación total de su obra. 

En los años cincuenta, desbancado ya el disco gramofónico por el microsurco. La Voz de su Amo reeditó, en microsurco de 19 cm. y 45 revoluciones por minuto, cuatro temas extraídos de los discos originales: En el Café de Chinitas, Zorongo gitano, Sevillanas del siglo XVIII y Los cuatro muleros. Inencontrable ya este disco en las últimas décadas, son, sin embargo, innumerables las versiones que han circulado de estas canciones para todo tipo de agrupaciones instrumentales y vocales. Segundo Pastor, Paco de Lucía, Narciso Yepes, Teresa Berganza, Talegón de Cordoba, Joaquin Díaz o La Niña de los Peines son algunos de los artistas que las han interpretado con sus distintos estilos. Todas juntas y en su versión original, en grabación extraída de las placas primigenias, no se reeditaron hasta el primer lanzamiento en LP de Sonifolk en el año 1989.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Durante la gira por Portugal, Extremadura y Andalucía se prepararon varias de estas obras y se cantaron en sitios como la Concatedral de Mérida, Lisboa, Rota (Cádiz)... Presentamos en la anterior entrega la obra de Las tres hojas cantada en la Iglesia de Santa Mª de la O en Rota (Cádiz). Hoy damos paso a otra preciosa obra, Los cuatro muleros, interpretada esta vez en la Concatedral de Merida un 14 de agosto de 1998.



Letra:
De los cuatro muleros
Que van al agua,
El de la mula torda,
Me roba el alma.

De los cuatro muleros,
Que van al río
El de la mula torda,
Es mi marío

¿A que buscas la lumbre,
la calle arriba,
si de tu cara sale,
la brasa viva?


El vídeo fue grabado el 14 de agosto de 1998 en Mérida, Extremadura. Dada la tecnología de la época y los medios de los que se disponían, la resolución en la grabación no resulta buena. Lo sentimos. En esta obra participan unos jovencísimos músicos, Daniel Álvarez y José Ramón Rioz Fernández (al violín y el violonchelo respectivamente) junto a una esplendida Escolanía de Guriezo, todos ellos bajo la batuta de José Ramón Rioz.


Y hasta aquí esta entrega. Esperamos que os haya gustado. Dentro de unas semana llegará la siguiente entrega.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...